Manipulación manual de cargas: método NIOSH

APLICACIÓN DE LA ECUACIÓN NIOSH

ergo-niosh

El Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de los Estados Unidos, propone un método empírico para evaluar, bajo la perspectiva ergonómica, las tareas de manipulación manual de cargas.

La evaluación se realiza mediante una ecuación que analiza los límites de carga admisibles en función del tipo de tarea, caracterizada por las posiciones adoptadas durante el agarre y depósito de la carga, las características de la carga, la frecuencia de levantamientos y el tiempo de trabajo.

El objetivo del método es prevenir o reducir la aparición de dolores lumbares entre los trabajadores y paliar otros problemas músculo-esqueléticos asociados a los levantamientos de cargas, como dolores de brazos y espaldas.

Selección de puestos a analizar

El primer paso antes de aplicar la ecuación es la selección de los puestos que van a ser analizados. Naturalmente, es posible realizar un análisis sistemático de todas las tareas que implican manejo manual de cargas en un centro de trabajo, aunque lo normal es empezar con los puestos de más riesgo, ya que a la hora de intervenir es conveniente tener un orden de prioridades establecido.

El criterio básico para establecer esta prioridad es empezar por aquellos puestos en los que se hayan producido lesiones, información que puede extraerse a partir de los partes de baja. En cualquier caso, pueden tenerse en cuento, además, los siguientes factores indicativos de potenciales riesgos asociados al manejo manual de cargas:

  1. Elevaciones de pesos grandes (más de 15 kg).
  2. Manejo de pesos a lo largo de toda la jornada de trabajo.
  3. Manejo de pesos en ciclos muy cortos (frecuencias altas), incluso cuando los pesos no sean muy grandes (mayores de 3 kg).
  4. Manejo de objetos difíciles de asir.
  5. Tareas que impliquen levantar pesos desde el suelo, o colocarlos por encima de la altura de los hombros.
  6. Toreas de manejo de cargas con torsión del tronco.
  7. Tareas en las que haya una elevada incidencia de quejas del personal.
  8. Tareas con absentismo elevado.

Definiciones previas sobre la tarea

Una vez seleccionado un puesto en particular, es conveniente establecer si la tarea asociada puede ser considerada como uno tarea simple o uno tarea múltiple. En el primer caso, se admite que el gesto de levantar la carga es más o menos uniforme, mientras que el segundo implica diferentes tipos de levantamiento de cargas.

  1. Tareas simples. Se considera que una tarea es simple cuando los parámetros asociados (frecuencia de elevación, posición inicial de la carga, posición final, pesos, duración, etc) no se modifican de forma significativa a lo largo de los diferentes ciclos de la tarea. Algunos ejemplos de tareas simples son los siguientes:
    • Empaquetado de objetos en cajas.
    • Alimentación intermitente de máquinas.
    • Carga-descarga ocasional de sacos.
  1. Tareas múltiples. Se considera que una tarea es múltiple cuando se dan diferencias en las variables asociadas a las distintas elevaciones (pesos diferentes, posiciones distintas, cambios en la frecuencia, etc). Como ejemplos típicos de tareas múltiples hay que citar las siguientes:
    • Tareas de almacenaje (se cogen pesos distintos o se almacenan en posiciones diferentes).
    • Carga y descarga de palets (aunque el tamaño de las cajas sea idéntico, la altura va cambiando a medida que se llena).
    • Empaquetado de artículos y ordenación en estantes (pesos, tamaños y ubicaciones diferentes).

También se define como tarea múltiple la combinación de un levantamiento con un transporte de cargas, o de un empuje con un arrastre.

Otro aspecto importante antes de analizar una tarea simple o cada una de las tareas simples que constituyen una múltiple es el grado de control de la carga durante todo el gesto de manejarla. En efecto, el objetivo del análisis de la tarea es determinar qué parte del movimiento total resulta la más problemática por el estrés que provoca, por lo que es preciso considerar coda una de las posturas del ciclo completo. Habitualmente, las posiciones más comprometidas suelen corresponder al momento en el que se inicia el levantamiento (posición inicial) y al momento en el que termina (posición final). Estas dos posiciones pueden ser bastante diferentes y presentar, por tanto, valores del Límite de Peso Recomendado distintos. Por ello, la aplicación de la fórmula adecuada implica tomar medidas correspondientes a las dos posiciones y efectuar los cálculos para ver qué modificaciones deben realizarse, en su caso.

Sin embargo, en algunas ocasiones no es preciso considerar las dos posiciones, ya que la maniobra de dejar la carga no implica esfuerzos comparables a la de levantarla. En estos casos, se dice que la tarea no requiere un control significativo de la carga y el análisis se limita al estudio de aspectos relativos a la posición inicial y a la elevación realizada.

Como regla general, se considera que la carga no precisa de control significativo cuando se trata de objetos que se sueltan o se dejan caer, o cuando en el punto de destino basta con guiar el objeto sin demasiada precisión y sin mantenerlo suspendido inmediatamente antes de soltarlo. Por el contrario, hay que considerar que la tarea exige un control significativo de la carga cuando su colocación en el punto de destino debe realizarse con cierta precisión, debe mantenerse suspendida antes de dejarla o hay que recolocarla una vez dejado, levantándola. En tales casos, deben medirse no sólo los parámetros asociados a la posición inicial, sino también los de la posición final.

Un ejemplo puede ser la recogida de cajas de una cinta y su colocación en palets. Si la cinta está bien diseñada, es posible que la situación más crítica no sea la maniobra de levantar la caja, sino la correspondiente a colocarla ordenadamente en el palet, sobre todo cuando éste está casi vacío (posición final muy baja) o lleno (elevación de brazos). Por el contrario, en una tarea de recogida de paquetes de una cinta y su colocación en un contenedor bajo, sin demasiado cuidado, la postura crítica puede ser la inicial, ya que se deja caer la carga dentro del contenedor.

TOMA DE MEDIDAS

Es conveniente filmar algunos ciclos de trabajo antes de ir a tomar medidas para analizar el tipo de tarea y definir si se trata de tarea simple o múltiple, estimar el nivel de control sobre la carga y analizar otras cuestiones que puedan ser importantes. Los datos a medir sobre el propio puesto de trabajo son los siguientes:

Distancia horizontal de la carga (H)

ergo-niosh1Es la distancia horizontal entre la proyección sobre el suelo del punto medio entre los agarres de la carga y el centro de la línea entre los tobillos (por su parte interior). En la figura siguiente aparece un esquema de la forma en que se debe tomar esta dimensión.

En tareas con control significativo de la carga, debe medirse H tanto en la posición inicial como en la final, anotando ambos valores en el correspondiente formulario. Si la tarea no requiere de control de la carga basta con apuntar el valor correspondiente a la posición inicial, aunque hay que asegurarse de que no hay control de la misma instantes antes de soltarla.

La ecuación de la NIOSH no admite distancias horizontales inferiores a 25 cm, que viene a ser la distancia efectiva a la que se puede colocar un cuerpo, debido al tamaño de la carga y a su interferencia con el cuerpo (tronco o rodillas). Si la distancia medida es menor, debe apuntarse el mínimo valor considerado, es decir, 25 cm. es considerado como el valor óptimo.

Los recomendaciones del NIOSH limitan el valor de H a 63.5 cm (25 pulgadas), ya que a partir de esta distancia horizontal es difícil mantener la carga sin perder el equilibrio. Si la tarea exige distancias mayores debe ser rediseñada.

Posición vertical de la carga (V)

Es la distancia vertical entre el punto de agarre de la carga y el suelo. Esta medida debe tomarse tanto en la posición inicial (V1) como en la final (V2), ya que ambos parámetros se utilizan en la fórmula independientemente del control de la carga.

La posición vertical mínima considerada por la fórmula es de 0 cm (coger la carga del suelo) y la máxima admitida por el NIOSH es de 178 cm, exigiéndose el rediseño si se supera este valor. La posición óptima se sitúa en los 75 cm, a la que corresponde un factor de valor 1.

Distancia de elevación de la carga (D)

Se obtiene a partir de las posiciones verticales de la carga inicial y final. No se distingue entre levantar y bajar; por ello se toma el valor absoluto de la diferencia.

D = | V1 – V2|

El valor máximo recomendado para este parámetro es de 175 cm. El óptimo es 25 cm o menos. Si la distancia de elevación es inferior a 25 cm, se apuntará este valor, ya que es el que proporciona el valor máximo (1) al factor correspondiente.

Ángulo de asimetría (A)

Se considera que hay asimetría en la elevación de la carga cuando la carga está situada fuera del plano sagital al inicio o al final de la elevación. Esto produce torsión del tronco o cargos asimétricas en la columna.

Para medir este ángulo, se traza una línea (la línea de asimetría) que pasa por el punto medio entre los tobillos y por la proyección del centro del agarre sobre el suelo. A continuación se traza la línea del plano sagital. Para ello el trabajador se coloca con la carga cogida pero sin torsión del tronco o de las piernas: la línea sagital es la que pasa por el centro entre tobillos y sigue la dirección del plano sagital. Con el transportador se mide el ángulo de asimetría.

Es importante tener en cuenta que la asimetría no se refiere a la torsión del tronco o a la posición de los pies, sino a la localización de la carga con relación al plano sagital. Por tanto, las referencias a considerar son los puntos de proyección de la carga sobre el suelo y el plano sagital.

La asimetría debe medirse en la posición inicial (A1) y en la final (A2), si la tarea exige control de la carga.

Este es el parámetro más difícil de medir en condiciones de trabajo normales. En ocasiones es incluso imposible determinarlo en el propio puesto. En estos casos hay que conformarse con una estimación aproximada. Para hacerse una idea del error que se comete, una desviación de unos 15° supone un error del factor asociado de 0.05.

El ángulo de asimetría puede valer entre 0° y 135°. Lo ideal es diseñar las tareas evitando al máximo las cargas asimétricas. Una asimetría de 90º reduce en un 30% el Límite de Peso Recomendado.

Facilidad del agarre de la carga

La fórmula NIOSH incluye un coeficiente relacionado con la facilidad de agarre de la carga. Para ello hay que clasificar esta facilidad en tres niveles:

  • Agarre bueno.
  • Agarre regular.
  • Agarre malo.

En la tabla siguiente figuran los criterios a seguir para efectuar esta clasificación. Puesto que el agarre puede cambiar durante la maniobra de elevación, hay que anotar la valoración tanto paro la posición inicial como para la final (siempre que la tarea exija control de la carga).

BUENO

REGULAR

MALO

Recipientes con diseño óptimo, y con asas o asideros perforados de diseño óptimo

Cajas con diseño óptimo pero con asas o asideros perforados de diseño subóptimo

Cajas con diseño subóptimo, piezas sueltas, objetos irregulares dificiles de asir, voluminosos o con bordes afilados

Piezas sueltas o irregulares, que no suelen ir en cajas, con lo condición de que sean fácilmente asibles (la mano debe poder abrazarlos

Cojas con diseño óptimo sin asas ni asideros perforados, piezas sueltos o irregulares en los que el agarre permita la flexión de lo palma de la mano sobre los 90°

Recipientes deformables

 

DEFINICIONES

Un asa con diseño óptimo es aquélla con forma cilíndrica, de longitud mayor de 11.5 cm y diámetro entre 2 y 4 cm, con una holgura para meter la mano de 5 cm y con una superficie sin relieves acusados y no deslizante.

Un asidero perforado de diseño óptimo presenta las siguientes características: forma semioval, longitud mayor de 11.5 cm, anchura de más de 4 cm, holgura superior a 5 cm. Superficie suave y espesor del contenedor en la zona de agarre superior a 0.6 cm.

Una caja o recipiente de diseño óptimo debe presentar las siguientes características: longitud del frontal inferior a 40 cm, altura inferior a 30 cm y superficie suave y no deslizante.

El operario debe poder sujetar una caja con los dedos debajo de la caja, de forma que la flexión de la palma de la mano sea de 90º.

Una caja tiene un diseño subóptimo si sus dimensiones no se ajustan a lo establecido en el punto anterior, o si su superficie es rugosa o deslizante, su centro de gravedad es asimétrico, el contenido inestable o su manejo implica el uso de guantes.

Una pieza suelta fácilmente asible es aquélla que puede ser agarrada cómodamente por el operario, abarcándola bien con la mano, sin provocar desviaciones de la muñeca ni precisar una fuerza de agarre excesiva.

frecuencia de elevación de la carga

La frecuencia de elevación es el número de elevaciones por minuto, medido sobre un periodo de tiempo de al menos 15 minutos. Si la frecuencia cambia a lo largo del día, debería realizarse un muestreo en una ¡ornada para obtener una muestra representativa de ciclos que permita obtener el número de levantamientos por minuto. No se admiten frecuencias superiores a 15 elevaciones por minuto.

En tareas simples, la determinación de la frecuencia de elevación se realiza observando al trabajador durante un período de 15 minutos y contando el número de veces que se coge una carga y se levanta. La frecuencia viene dada por el cociente entre dicho número y el tiempo de observación.

Si la tarea es múltiple, se observa también durante 15 minutos y se cuentan los ciclos asociados a cada subtarea por separado. La frecuencia de cada subtarea es el número de ciclos dividido por los 15 minutos de observación.

Por ejemplo, si un operario está guardando cajas en una estantería, podemos considerar que se trata de una tarea múltiple, ya que la altura a laque se colocan las cajas depende del estante. Supongamos que la estantería tiene 4 estantes y que durante 15 minutos se ha realizado el siguiente trabajo: 4 cajas en el primer estante, 4 cajas en el segundo, 3 cajas en el tercero y 1 en el cuarto. Asignando una tarea a cada estante, las frecuencias serían las siguiente

Piso

1

4 / 15

= 0.27 elev/min

Piso

2

4 / 15

= 0.27 elev/min

Piso

3

3 / 15

= 0.20 elev/min

Piso

4

1/5

= 0.07 elev/min

 

Otro problema que se presenta con frecuencia es que el trabajador no levante cargas durante los 15 minutos seguidos. Esto sucede cuando se alternan periodos de carga repetitivos pero cortos en duración con periodos de trabajo ligero, también cortos. En tales casos se pondera la frecuencia medida durante la fase de elevaciones de carga con la proporción del ciclo completo dedicado a esta tarea.

Por ejemplo, si un trabajador alterna ciclos de elevación de carga, de 8 minutos de duración y a una frecuencia de 10 elevaciones por minuto, con una tarea ligera de control que dura 7 minutos, entonces la frecuencia se calcularía como:

 Frecuencia=((10 levantamientos /minuto)·(8 minutos))/(8+7)minutos=5.33 levantamientos/minuto

Esta regla sólo es aplicable si el ciclo de elevación de cargas dura menos de 15 minutos, en caso contrario se toma lo frecuencia de dicho ciclo. En el caso anterior, si la tarea consistiese en elevación de cargas durante 20 minutos a una frecuencia de 8 elev/min, alternada con tareas de control durante otros 10 minutos, entonces la frecuencia a considerar será la del ciclo de levantamientos, o sea 8 elev/min.

 

duración de la tarea de levantamiento de cargas

Existen tres categorías de duración de la tarea de manejo de cargas, en función de la duración de los ciclos de levantamiento y de los periodos de reposo:

Corta duración (menos de una hora).

  • Duración moderada (de una a dos horas).
  • Larga duración (de dos a ocho horas).

La fórmula no considera la posibilidad de tareas de más de 8 horas de duración.

Para clasificar una tarea en uno de estos tres grupos es preciso definir dos conceptos:

          Periodo de trabajo continuo : es el periodo de trabajo ininterrumpido.

          Periodo de recuperación : se refiere al tiempo transcurrido entre dos periodos de trabajo en el que se descansa o se realizan tareas ligeras (trabajo de sobremesa, control de operaciones, tareas de montaje ligeras, etc)

En base a la duración del periodo de trabajo y del de recuperación se definen las tres posibilidades:

  1. Corta duración . Aplicable a trabajos en los que el periodo de trabajo es inferior a una hora y va seguido de un periodo de recuperación de duración igual o superior a 1.2 veces la del periodo de trabajo. En el caso en que el período de trabajo sea inferior a una hora pero el de recuperación no cumpla el límite anterior, deben sumarse las duraciones de los periodos de trabajo consecutivos, que se considerarán como un único periodo a efectos de la duración. Por ejemplo, un trabajo intermitente con levantamiento continuado de cargas en periodos de 45 minutos, seguido de descansos (o tareas ligeras) de una hora, puede ser considerado de corta duración, ya que se cumplen las dos condiciones (periodo de trabajo = 45 min < 1 hora; periodo de recuperación= 60 min> 1.2 x 45 = 54 minutos). Sin embargo, si la tarea implica dos periodos de trabajo de 50 minutos separados entre sí por 10 minutos de descanso, no se cumple la duración mínima del periodo de recuperación (sería necesaria 1 hora de recuperación). En este caso debe considerarse como un único periodo de trabajo con una duración total de 50+50 minutos, que ya no cumple lo duración máxima para un trabajo de corta duración y debe ser considerado como de duración moderada.
  2. Duración moderada . En este caso, la duración del periodo de trabajo debe ser superior a una hora e inferior a dos, e ir seguido de un periodo de recuperación de al menos 0.3 veces la del periodo de trabajo. Por ejemplo, en tareas con 1.5 horas de duración, es necesario un periodo de recuperación entre sesiones de al menos 27 minutos (90 x 0.3 = 27) para que el trabajo se considere de duración moderada. Del mismo modo que en el caso anterior, si no se cumple la condición de tiempo mínimo de recuperación, deben sumarse los periodos consecutivos de trabajo en un único periodo. Por ejemplo, dos periodos de trabajo de 90 minutos, separados entre sí por 15 minutos de descanso, equivalen a un periodo de trabajo continuado de 180 minutos, que no puede ser considerado como de duración moderada, sino larga.
  3. Larga duración . Son las tareas con periodos de trabajo de más de dos horas de duración y un máximo de 8 horas.

 

peso de la carga

Aunque en la fórmula no aparece el peso de la carga manejada, es preciso determinar éste para poder efectuar comparaciones con el Límite de Peso Recomendado y calcular el índice del levantamiento. Para calcular este peso puede utilizarse una balanza o un dinamómetro.

APLICACIÓN DE LA FÓRMULA

Una vez definidos los conceptos previos y establecidos los parámetros que caracterizan las tareas de levantamiento de cargas, puede aplicarse la fórmula, anteriormente expuesta:

Límite de Peso Recomendado = LC·HM·VM·DM·AM·FM·CM

Donde los factores se calculan de la siguiente forma:

  • LC  El límite de carga se fija en 23 kg.
  • HM  El factor de distancia horizontal se calcula como: 

HM = 25/H

Donde H es la distancia horizontal de la carga en cm. Los valores permisibles están comprendidos entre 25 cm y 63.5 cm. Si H es inferior a 25 cm, se supondrá que HM vale 1. Sí H es superior a 63.5 cm, debe rediseñarse la tarea hasta que resulte inferior.

  • VM  El factor de posición vertical de la carga se calcula como:

VM = 1 -0.003 |V-75|

Donde V es la posición vertical de la carga en cm. V está limitado entre 0 cm y 178 cm. No se consideran admisibles tareas que implique elevar una carga por encima del valor máximo.

  • DM El factor de desplazamiento de la carga se calcula como: 

DM=0.82+4,5/D

Donde D es la distancia de elevación de la carga en cm. Si D es menor que 25 cm, DM vale 1. El valor máximo permitido para D es 175 cm.

  • AM  El factor de asimetría se calcula como:

AM =1-0.0032·A

Donde A es el ángulo de asimetría en grados. Se admiten valores entre 0 y 135º

  • FM El factor de frecuencia se calcula a partir de la frecuencia de elevaciones de la carga (en elev/min), de la posición vertical de la carga (V) y de la duración del periodo de trabajo. Para obtener el factor de frecuencia se utilizan los valores de la tabla siguiente.

 

Frecuencia (Elev./min.)

= 1h. >1 h y = 2 h > 2 h y = 8 h

V<75 cm

V=75 cm

V<75 cm

V=75 cm

V<75 cm

V=75 cm

0,2

1,00

1,00

0,95

0,95

0,85

0,85

0,5

0,97

0,97

0,92

0,92

0,81

0,81

1,0

0,94

0,94

0,88

0,88

0,75

0,75

2,0

0,91

0,91

0,84

0,84

0,65

0,65

3,0

0,88

0,88

0,79

0,79

0,55

0,55

4,0

0,84

0,84

0,72

0,72

0,45

0,45

5,0

0,80

0,80

0,60

0,60

0,35

0,35

6,0

0,75

0,75

0,50

0,50

0,27

0,27

7,0

0,70

0,70

0,42

0,42

0,22

0,22

8,0

0,60

0,60

0,35

0,35

0,18

0,18

9,0

0,52

0,52

0,30

0,30

0

0,15

10,0

0,45

0,45

0,26

0,26

0

0,13

11,0

0,41

0,41

0

0,23

0

0

12,0

0,37

0,37

0

0,21

0

0

13,0

0,00

0,34

0

0

0

0

15,0

0

0,28

0

0

0

0

16,0

0

0

0

0

0

0

 Cuando la carga está por debajo de 75 cm de altura, el factor de frecuencia disminuye hasta cero a frecuencias inferiores que si la carga se encuentra por encima de 75 cm. Es decir, se toleran frecuencias mayores sólo cuando se trabaja por encima de lo zona óptima, pero no si hay que agacharse. Además, en la tabla se puede observar que las tareas de larga duración no admiten frecuencias mayores de 10 elevaciones por minuto. La frecuencia máxima tolerada es de 15 elevaciones por minuto, siempre que se trabaje por encima de los 75 cm de altura y el periodo de trabajo sea inferior a 1 hora.

  • CM  Factor de agarre. El factor asociado a la facilidad de agarre se obtiene a partir de los datos de la tabla siguiente, en función de la facilidad de agarre (buena, regular o mala) y de la altura vertical a la que se maneja la carga.

Agarre

V<75 cm

V=75 cm

Bueno

1,00

1,00

Regular

0,95

1,00

Malo

0,90

0,90

Una vez calculados los factores pueden aplicarse los valores correspondientes en la fórmula, obteniéndose el valor del Límite de Peso Recomendado, que representa el peso máximo recomendable para la tarea definida. Comparando el peso realmente levantado con el máximo recomendado se está en condiciones de evaluar la tarea y de tomar las acciones oportunas si éste es superior.

INTERPRETACIÓN DEL RESULTADO

Hay que señalar que debe aplicarse la fórmula a la posición inicial de la carga y también a la final, siempre que en el destino se exija control sobre la misma. Se calcularán los Límites de Peso Recomendado en ambos casos considerando el más desfavorable.

Un coeficiente que sirve para evaluar el riesgo asociado a la tarea es el ya citado Indice de Levantamiento, que es el cociente entre el peso levantado y el Límite de Peso Recomendado, Habitualmente se toma este índice como un evaluador de la severidad de la tarea, asumiéndose que el riesgo de lesión crece a medida que aumenta el Indice de Levantamiento. No obstante, no se conoce la relación existente entre el Indice de Levantamiento y el riesgo, por lo que es difícil establecer zonas de riesgo a partir de este único parámetro. En principio, valores del Indice de Levantamiento por encima de la unidad pueden suponer riesgo para algunos trabajadores, mientras que valores inferiores a 1 se asocian a tareas seguras.

No obstante, algunos expertos del comité que ha desarrollado el método, consideran que esta limitación del Índice de Levantamiento a un valor 1 es demasiado severa y que muchos trabajadores no tienen riesgo para valores del índice superiores.En base a estos razonamientos, estos expertos (NIOSH, 1994) consideran tres zonas de riesgo, de forma parecida a lo establecido en las recomendaciones del NIOSH de 1981:

  1. Riesgo limitado (índice de Levantamiento <1). La mayoría de trabajadores no debe tener problemas al ejecutar tareas de este tipo.
  2. Incremento moderado del riesgo (1 < Indice de Levantamiento < 3). Algunos trabajadores tienen riesgo de lesión o dolencias si realizan estas tareas, aunque trabajadores seleccionados y entrenados pueden no tenerlos. En principio, las tareas de este tipo deben rediseñarse o asignarse a operarios seleccionados y efectuar un control de las mismas.
  3. Incremento acusado del riesgo (Indice de Levantamiento >3). Es una tarea inaceptable desde el punto de vista ergonómico. Debe ser modificada.

Este criterio de considerar como riesgo moderado tareas con valores del  Índice de Levantamiento entre 1 y 3, y permitir la asignación de estas tareas a trabajadores seleccionados o entrenados, puede ser excesivamente permisivo, sobre todo cuando el Peso Límite Recomendado para la tarea sea elevado. En estos casos, parece más adecuado seguir las recomendaciones respecto al peso máximo en condiciones ideales de levantamiento indicadas en la Gula Técnica del INSHT (1998).

Población

Peso máximo

Factor de corrección

Población protegida

En general

25 kg.

1,00

85%

Trabajadores entreanados (situaciones aisladas)

40 kg.

1,60

Datos no disponibles

 

CÁLCULO DE UN ÍNDICE COMPUESTO PARA TAREAS MÚLTIPLES

Por tarea múltiple se entiende aquélla formada por un conjunto de tareas simples, que se diferencian en los parámetros de definición de las mismas, que se realizan más o menos simultáneamente dentro de una misma actividad global y que, por lo general, presentan ciclos de manipulación de cargas bien definidos. Las tareas múltiples consideradas en el protocolo de evaluación de riesgos propuesto por NIOSHson las siguientes:

  1. Levantamientos de cargas en los que va variando alguno(s) de los parámetros, por ejemplo, la altura origen de la carga.
  2. Empujes de cargas en los que va variando alguno(s) de los parámetros, por ejemplo, la distancia recorrida.
  3. Arrastres de cargas en los que va variando alguno(s) de los parámetros, por ejemplo, la altura del agarre.

En el protocolo no se consideran posibles combinaciones de levantamientos o transportes de cargas, con empujes o arrastres. En el caso de que se diera esta combinación de tareas simples, se considerará como dos tareas múltiples y se calculará el riesgo de cada una de ellas.

Para determinar el riesgo asociado a una tarea múltiple pueden plantearse distintas alternativas:

  •   Algunos investigadores recomiendan promediar el riesgo de las diferentes tareas simples que forman la tarea múltiple. Sin embargo, no parece lo más adecuado realizar promedios con los riesgos; la resultante de una tarea simple de riesgo muy elevado y de otra de riesgo bajo no es una tarea múltiple de riesgo medio. Promediar los riesgos de las tareas simples tiende a subvalorar el riesgo global de la tarea múltiple asociada.
  • Otra alternativa es sumar los riesgos de las tareas simples que forman la tarea múltiple. En este caso se tiende a sobrevalorar el riesgo calculado para la tarea múltiple.
  • Una tercera alternativa es considerar el riesgo de la tarea múltiple igual al de la tarea simple de mayor riesgo. Si se calcula el riesgo de esta tarea simple sin considerar el resto de las tareas, se tiende a subvalorar el riesgo global (es como si el resto de tareas simples no se realizaran); si se calcula el riesgo de esa tarea simple pero considerando que se realiza a una frecuencia igual a la suma de las frecuencias de todas las tareas simples, se tiende a sobrevalorar el riesgo global.
  • Los autores que han desarrollado la ecuación NIOSH para levantamientos de cargas, proponen acumular el riesgo de las diferentes tareas simples. Para calcular este riesgo acumulado de la tarea múltiple, consideran la suma del índice de riesgo de la tarea simple de mayor riesgo, más un incremento asociado a cada una de las demás tareas simples; el incremento para cada una de las tareas simples se calcula mediante la diferencia entre el índice de riesgo de esa tarea  simple realizada a una frecuencia acumulada A (la suya más la de las tareas simples ya consideradas) y el índice de riesgo de la tarea simple realizada a una frecuencia acumulada B (suma de las frecuencias de las tareas simples ya consideradas, sin incluir la suya).

Para comprender mejor estas cuatro posibles altenativas, se va a considerar el siguiente ejemplo. Supongamos una tarea de manipulación de cargas C que se realiza a 4 repeticiones por minuto (IC=I4); esta tarea C se podría considerar una tarea múltiple formada por dos tareas simples idénticas A y B, realizadas a 2 repeticiones por minuto cada una (IA=IB=I2); A, B y C son tareas idénticas realizadas a 2, 2 y 4 repeticiones por minuto. El riesgo de la tarea múltiple C calculado a partir del riesgo de A y B  mediante las alternativas indicadas sería:

  • Promedio de los riesgos : en este ejemplo el índice de riesgo calculado para la tarea múltiple C es el mismo que el de las tareas A o B; el riesgo está subvalorado:

Captura de pantalla 2013-10-29 a las 18.21.50

  • Suma de riesgos: en este ejemplo el índice de riesgo calculado para la tarea múltiple C indica que realizar una tarea a 4 repeticiones por minuto presenta doble riesgo que realizarla a 2 repeticiones por minuto; esta apreciación puede ser correcta, subvalorar el riesgo, o sobrevalorarlo (lo más usual):

Captura de pantalla 2013-10-29 a las 18.22.02

  • Riesgo de la tarea de mayor riesgo: en este ejemplo el índice de riesgo calculado para la tarea múltiple C es el mismo que el de las tareas A o B; el riesgo está subvalorado:

Captura de pantalla 2013-10-29 a las 18.22.08

  • Riesgo acumulado: en este ejemplo el índice de riesgo calculado para la tarea múltiple C es el adecuado.

Captura de pantalla 2013-10-29 a las 18.22.14

Aunque en el ejemplo expuesto el método proporciona el valor exacto, no conviene olvidar que esto no es lo corriente y que se trata de una aproximación que, en ocasiones, puede proporcionar un valor más o menos coherente con el riesgo de la tarea múltiple. Más aún, el proceso de acumulación de riesgos no es lineal ni continuo y, puede que, al rediseñar la tarea simple peor, en el instante en que deja de ser la peor tarea, una pequeña mejora en un parámetro de la manipulación de la carga vaya asociada a un ligero aumento del riesgo. Sin embargo, a pesar de los pequeños errores que puedan cometerse en el proceso de acumulación de riesgos, se ha considerado más adecuado y coherente que los procesos de promediar, sumar o seleccionar el máximo.

El proceso detallado de cálculo del riesgo acumulado de una tarea múltiple es el siguiente:

  1. Calcular el índice de cada una de las tareas simples que forman la tarea múltiple (IS, Indice tarea Simple).
  2. Ordenar las tareas de mayor a menor IS; así la tarea con mayor IS será la tarea simple 1, la siguiente la tarea simple 2 y así sucesivamente.
  3. Calcular el Indice Compuesto (IC) de la tarea múltiple en base a la siguiente expresión:

Captura de pantalla 2013-10-29 a las 18.22.22

Siendo:

IC = Índice de riesgo compuesto de la tarea múltiple,

IS1 = Índice de riesgo de la tarea simple con mayor índice.

ISi,j = Índice de riesgo de la tarea i realizada a la frecuencia de la tarea j.

ISi, j+k = índice de riesgo de la tarea i realizada a la frecuencia de la tarea j más la frecuencia de la tarea k.

EJEMPLO DE APLICACIÓN DEL MÉTODO

Seguidamente, se describe un ejemplo muy simple para comprender la aplicación de esta expresión:

La tarea consiste en coger unas cajas de 10 kg situadas en un armario con dos estantes, uno superior y otro inferior, y depositarías sin control significativo sobre una cinta transportadora. La tarea es de corta duración y la frecuencia de manipulación de las cajas es de 10 cajas/minuto, distribuidas en 5 cajas/minuto del estante superior y 5 cajas/minuto del estante inferior.

ergo-niosh2

VARIABLE

TAREA A

TAREA B

Carga (kg)

10

10

H (cm)

30

30

V (cm)

90

30

D (cm)

15

45

A (grados)

45

45

Frecuencia (repeticiones/minuto)

5

5

Agarre

Malo

Malo

La tarea puede considerarse como una tarea múltiple, formada por dos tareas simples; la tarea simple A sería la manipulación de las cajas del estante superior, y la tarea simple B, del estante inferior. Se han medido los parámetros del levantamiento.

Con estas variables se han calculado los coeficientes de ambos levantamientos.

COEFICIENTE

TAREA A

TAREA B

HM = 25/H

0.83

0.83

VM = 1 – 0.003 IV – 75I

0.87

0.96

DM = 0.82 + 4.5/D

0.92

1

AM = 1-0.0032 A

0.86

0.86

FM (véase tablas]

0.80

0.80

CM (véase tipo de agarre y V)

0.90

0.90

Limite de Peso Recomendado independiente de la frecuencia
 
(FIRWL) = 23 HM VM DM AM CM

11.83

14.18

Limite de Peso Recomendado (LPR)
STRWL= 23 HM VM DM AM FM CM

9,87

10,58

Indice de Levantamiento independiente de la frecuencia
FILI = Carga/FIRWL

0.85

0.71

Indice de Levantamiento STLI= Carga/STRWL

1.06

0.88

El índice compuesto de la tarea múltiple formada por ambos levantamientos se calcula como:

IC = IS1 + ΣΔIS = 1.06+0.69 = 1.75

ΣΔIS = (ISB,10-ISB,5) = 0.71 · (1/0.45 – 1/0.80) = 0.69

Utilizando la aplicación “Cálculo online del método NIOSH” quedaría así:

ejem niosh

BIBLIOGRAFÍA / ENLACES DE INTERÉS

NTP 477: Levantamiento manual de cargas: ecuación del NIOSH.

Método NIOSH Universitat Politécnica de Cataluña.

Universidad Politécnica de Valencia: ergonautas.

 

 

 

 

 

Por | 2013-12-08T10:04:11+00:00 febrero 20th, 2012|Métodos Ergo|Sin comentarios